08 abril 2015

Ruta de los pantanos (montaña Palentina)

    Palencia es muy bonita pero el norte de la provincia lo es aún más.
 
    Sus montañas, picos, el verde exuberante y el agua que parece manar por todas partes hacen que el paisaje sea idílico y el cielo llegue a juntarse con la tierra.

Ruta de los pantanos
 
    Muchas son las rutas que se pueden hacer por el norte de Palencia pero este año inauguramos nuestras salidas con la Ruta de los Pantanos que recorre por la carretera P-210  55km, uniendo las localidades principales de Cervera de Pisuerga y Velilla del Rio Carrión. Entre medias otro puñado de localidades con paisajes dignos de ver cada mañana al levantarse.


    Es una ruta que se hace en coche, realizando paradas a cada paso pero desde cada parada puedes coger un camino o senda y perderte tanto a pie como en bici.

    Y cuidado, que es fácil encontrarse con las vacas en medio de la carretera.

Ruta de los pantanos

    Nosotros empezamos la ruta en Cervera de Pisuerga y fuimos haciendo paradas en Ruesga y luego en el Mirador del Alto de la Varga donde unas paneles indicativos informan de los relieves montañosos que se pueden ver desde allí.


    Seguimos y nada más pasar Triollo nos enamoró tanto el paisaje que nos paramos un buen rato a contemplar más vacas y a jugar a rebotar piedras en el agua del pantano.

Ruta de los pantanos

Ruta de los pantanos

Triollo

    Con gusto nos hubiésemos quedado allí mucho más tiempo pero aún quedaba camino por delante y otra estupenda estampa desde Alba de los Cardaños que sólo vimos en ruta porque la siguiente parada nos estaba esperando abandonando la carretera de los pantanos para ir a hacer la ruta de la Cascada de Mazobre a los pies del Espigüete (aunque esa es otra historia diferente para otro día)

Espigüete

    Para volver a Palencia continuamos hacia Velilla del Rio Carrión por la P-210 pero ya sin parar en ningún lugar porque en la parte trasera del coche llevábamos dos niños marmotas y agotados por la caminata de la cascada. Pero os recomiendo parar en Camporredondo de Alba y en Velilla del Rio Carrión para pasar a ver las Fuentes Tamáricas de Velilla.

    Lo bueno es que sabemos que el año que viene volveremos porque este paisaje cambia con cada estación, porque hoy hicimos estas paradas pero hay otras 100 que hacer y porque nos dejamos muchas cosas por ver.

    Tal vez en la próxima excursión por aquellos paisajes nos encontremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario